Esta imagen representa el pasaje bíblico de la entrada triunfal de Jesús a los lomos de un pollino en la “Ciudad Santa”. Desfila en la mañana del Domingo de Ramos por las calles de Medina del Campo, acompañada por las secciones infantiles de todas las cofradías y por nuestra banda de cornetas y tambores.

Fue sufragada por suscripción popular en 1945, siendo principalmente los niños de catequesis los que ayudaron a recaudar fondos para su compra. Se sitúa en la tercera capilla del lado del evangelio de nuestra sede canónica, la Iglesia Parroquial de Santiago, por ser dicha parroquia quién aceptó desde un primer momento esta bella imagen y promovió las colaboraciones para adquirirla. Durante varios años se celebró, la semana anterior a Semana Santa, un triduo en honor del “Divino Maestro entrando triunfante en Jerusalén”, en el que participaban los niños de Medina del Campo.

Está hecha en cartón-piedra y el encargado de realizar el molde de este grupo fue el escultor Jaime Martrus y Riera, perteneciente a la fábrica gerundense de “Arte Cristiano” de Olot.

Esta iconografía se ha repetido en la mayoría de provincias y localidades de la geografía, quizás por ser uno de los pocos pasajes alegres en la Semana Santa. En Medina es la talla más querida por los más pequeños debido en gran parte a la dulzura y belleza del rostro de Jesús.

En el año 2010, gracias a los beneficios del rastrillo benéfico anual de la Asociación Mujeres en Igualdad de Medina del Campo, se realizó la restauración del paso al encontrarse en mal estado. Fue llevada a cabo por Eva Petit, comenzando a finales de 2010 y concluyendo en 2011.

Procesiona en la misma carroza que lo hace la Santa Cruz Desnuda, adornada con cuatro palmas labradas en las esquinas, rosas rojas y blancas, y ramas de olivo esparcidas por toda ella.

Fotografías: José Luis Misis